El Vicepresidente de la República del Salvador, Oscar Ortíz inauguró el martes 2 de mayo de 2017, Providencia Solar, la primera central fotovoltaica del país. Financiada por un monto de 30 millones de dólares por Proparco, este parque solar con una capacidad de generación de 100 MWc, se convierte en la central fotovoltaica más grande de América Central.

Los 300 000 paneles solares de las subcentrales Antares (75 MWc) y Spica (25 MWc), situadas en el Departamento de La Paz a 40 kilómetros de la capital, suministrarán electricidad equivalente al consumo anual de 176 000 habitantes y señalan una etapa importante en el incremento de la parte que ocupan las energías renovables en la mezcla energética del país.

Un proyecto de envergadura

Con un costo total de 150 millones de dólares, la construcción y la operación por 20 años de la central beneficiaron en junio de 2016 de un préstamo por 30 millones de dólares de Proparco. La Sociedad Interamericana de Inversión (SII), miembro del grupo Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Fondo Climático Canadiense para el sector privado de las Américas, también participaron en el financiamiento de esta central con 57.7 millones de dólares y 30 millones de dólares.

El catalizador de una nueva era energética en El Salvador

Se estima que la energía solar generada sustituirá el equivalente de 163 800 MWh de energía térmica por año, al mismo tiempo que evita las emisiones de gases con efecto de invernadero por un total de 39 800 toneladas de CO2 por año. No sólo confirma la competitividad de la energía solar, si no también señala una etapa mayor de la transición energética del país, que aún depende mucho de las energías fósiles (49%).

“Permitiendo el surgimiento de esta nueva tecnología en el país y contribuyendo a estructurar esta cadena de valor solar para el desarrollo de otros proyectos solares, Proparco acompaña a El Salvador en su voluntad de generar energía propia y menos cara”. Explica Emmanuelle Matz, responsable de la División Energía e Infraestructuras de Proparco.

Confirmación de la experticia francesa

La construcción de Providencia Solar también permite ilustrar el know-how del constructor francés Neoen, especializado en soluciones energéticas solares y eólicas. Este último ganó recientemente una nueva licitación del Gobierno, lanzada en 2016 por El Salvador, para la construcción de dos centrales fotovoltaicas con una potencia acumulada de 136 MWc. 

Apoyo al desarrollo local

Importantes consecuencias sociales y económicas beneficiarán a las comunidades circundantes de la central. En efecto, un 3% de los ingresos de la Central Antares se invertirán en proyectos de desarrollo local.